martes, 14 de octubre de 2008

Maldito tabaco

Estoy dejando de fumar.
Bueno, llevo desde el sábado sin fumar. Según los médicos no te puedes considerar exfumador hasta que llevas 1 año.
Aurora en su blog explica claramente como hemos dejado de fumar. La verdad es que comparto todo lo que dice ella.
He pasado unos días chungos, aún me quedan algunos igual de chungos. Pero debo aguantar.
Este va a ser el último intento porque lo voy a conseguir.
Me he pillado a mí misma hablando sóla en el coche... bueno... gritando sola en el coche contra el tabaco.. tipo:
-Y una mierda vas a conseguir que me enganche otra vez
-No te quiero ni ver... lárgate.
-Que no, que no insistas que no voy a recaer.

La gente ¿me miraría mal? Me da igual.

También he llorado... a veces surge algún problema cotidiano y se me hace un mundo. Se me suma la ansiedad del tabaco + el problema y eso es ¡!catastrófico!! Luego me doy cuenta de que es una tontería... pero no lo puedo evitar. Encima me ha venido la menstruación..... ¿algo más?

Llevo tres días sin salir de mi despacho... no sea que me enganche con alguien. Seguro que mis compañeras (bueno... las que lo son) lo entienden.

En fin... voy a por mis pastillas juanolasssss y el agua, y el ibuprofeno para mi barriga!!!

3 comentarios:

Kinshasa dijo...

Animo Carme que tu puedes!!!! mucho animo que veras que prontito ese monazo se va y dejas de hablar sola....y nada hija tu grita,llora o riete....pero descarga que asi el mono es menos!!!!


ANIMO REINA!!!

Besotes

Teresa

Very dijo...

Mira Carmen. Dejarás de fumar sólo... si quieres dejar de fumar.

Ya se que parece una perogrullada, pero es cierto. La cosa es muy sencilla: ahora que has tomado la decisión, que nada ni nadie te haga flaquear. Lo único que tienes que hacer es no fumar ni uno solo más. Posiblemente te engordarás, te pondrás de mala leche, te darán taquicardias... pero TÚ sabes qué obtienes a cambio. Te daré un argumento más: si tu fumas posiblemente (en el futuro) tus hijos fumarán, pero además si tu fumas, también tus hijos fumarán (en el presente, es decir en su INFANCIA).

Te daré otra razón para dejarlo:

Si vuelves a fumar me defraudarás.

Chus dijo...

Cada dia fumabas. A distintas horas del día.¿Qué cigarrillo era para tí el que más te apetecía: el primero de la mañana, el de después de comer?; ¿cual crees que era evitable: El que te fumabas a las 11.00, por ejemplo, proque hacías una pausa?






Si a la primera pregunta has contestado un cigarrillo concreto y a la segunda pregunta un cigarrillo diferente del primero, date cuenta de una cosa:
Cada cigarro es idéntico al otro. Contienen la misma mierda. Entonces ¿cómo es que uno te provocaba más placer que el otro?

Eso es imposible, porque son iguales.

La respuesta es que el mono y la necesidad de fumar apenas existen físicamente.

La dependencia física (el mono) es muy débil. La dependencia fuerte es la psíquica.

Así que dejar de fumar empieza por querer dejar de fumar. Luego continua por seguir queriendo, aunque cueste. Y cuando ya llevas 10 años sin fumar, continua por seguir queriendo ser una exfumadora.

Es el cerebro el órgano que debes ejercitar. La voluntad, el arma con la que has de luchar.

Te felicito y te doy todo el ánimo del mundo.

Firmado: Una ex-exfumadora (No me he equivocado) Soy una ex-exfumadora.
Que no te pase como a mí

PD:
¿Sabes que es lo que más me impresiona del tabaco? Que sabiendo que puede dejar huérfana a mi hija, sigo con él.